Cómo determinamos los tiempos de recogida